jueves, 21 de marzo de 2013

Fuerza Antigangster (2013)

Después de que su lanzamiento fuera atrasado por la masacre en Aurora, al fin llegó a los cines Fuerza Antigangster (Gangster Squad). Esta película dirigida por Ruben Fleischer (Zombieland, 30 minutos o menos), es una cinta de gangsters con tono de historieta de revistería: Un escuadrón de policías que trabaja extraoficialmente para acabar con el mafioso malvado en Los Ángeles de los años 50s.



La historia empieza dándonos a conocer a Mickey Cohen (Sean Penn), un ex-boxeador que ha ido escalando por el mundo de la mafia de la costa oeste de los Estados Unidos, convirtiéndose en un verdadero villano de película, y de cómo el H. departamento de policía Angelina crea un grupo especial (y clandestino) para derrotarlo y sacarlo de la ciudad.

El equipo protagonista está formado por “el líder que quiere un cambio en la ciudad” el sargento John O’Mara (Josh Brolin), “el caritón que se mete con la mujer del malo” Jerry Wooters (Ryan Gosling), “el cerebro” Conway Keeler (Giovanni Ribisi), “el policía honesto especialista en cuchillos” Coleman Harris (Anthony Mackie), “el pistolero anciano” Max Kennard (un ya muy viejo Robert Patrick) y “el novato latinoamericano” Navidad Ramírez (Michael Peña). Ellos han sido comisionados por el jefe de policía Bill Parker (Nick Nolte) para usar todos los medios, inclusive aquellos fuera de la ley, para acabar con el reinado criminal de Cohen, destruyendo todos sus negocios y dejándolo en la ruina.

No hay nada sobresaliente en cuanto a las actuaciones de esta cuadrilla, Josh Brolin sale con su cara dura a defender damiselas, Giovanni Ribisi entra como la parte pseudo-cómica de la cinta, pero algo que me sacó de onda (probablemente nuestras seguidoras se molesten) es la voz de Ryan Gosling… de verdad creo que nunca lo había escuchado hablar (a mi defensa solo lo he visto en Drive y pues… no cuenta porque ni dice nada) y cuando empezaron sus diálogos, pues, en realidad no me lo imaginaba con una voz aguda, en serio me pareció extraño.



Por otro lado Sean Penn, en su papel de mafioso, fue completamente desperdiciado. El personaje era malo solo porque es malo, no tiene otro contexto, ni historia, ni nada de nada. Así es como el dos veces ganador del Oscar (y nominado algunas otras) solo es usado para enojarse, matar por matar y terminar con una pelea a puños con Brolin al final (obviamente).


Harvey Milk no lo aprobaría.

Ah cierto, también sale Emma Stone en la película. Parecía que de verdad serviría para algo, pero solo está ahí como “asesora de imagen” de Sean Penn y amante de Gosling. A lo último también funciona como testigo pero ya es muy tarde para que alguien le importe.

Algo rescatable de la película son las escenas de persecución. Tienen todo lo necesario: disparos, automóviles mafiosos, granadas y explosiones locas.

Lo que más me extraña de la película es que tuvo el potencial para ser algo más, quizá no sería como Los Intocables, pero si hubiera sido un poco más seria y tuviera menos clichés, quizá alguien la podría recordar en 20 años. Hoy solo es una película dominguera que se la puedes recomendar a algún amigo y decirle “Pues, esta bieeeeeen” y ya.



1 comentario:

  1. Yo pienso que sí puede quedar en la historia aún como película dominguera. Es decir, es una buena película dominguera.

    ResponderEliminar

Blog Directory & Business Pages - OnToplist.com
Paperblog