domingo, 16 de junio de 2013

Los 5 peores papás de las películas

La poderosa, robusta e influyente figura paterna, sinónimo de ejemplo, guía, trabajo y protección. ¿Qué seríamos sin nuestros padres? Quizás unos malditos hippies drogadictos amantes de la música de Facundo Cabral.

El padre es una de las partes más importantes en el desarrollo de un niño, siempre y cuando no se hable de sentimientos y cosas de jotitos. Su ausencia puede provocar algunos problemas, pero su presencia negativa puede ser aún peor.

Con el pretexto del día del padre, nos sentamos a platicar sobre cuáles serían los peores papás que alguna vez han formado parte de la trama de alguna película. Fue así como terminamos con una lista de cinco personajes, la cual te vamos a presentar a continuación.

Darth Vader en Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back (1980)

Supongo que este personaje se puede considerar como el papá por default en todas las listas de maldad, ya que es el caso más conocido de una paternidad fallida y cruel. Aunque tratan de limpiar un poco su imagen al final del Episodio VI (Return of the Jedi), lo que Anakin Skywalker le hizo a sus hijos Luke y Leia es totalmente imperdonable.

La vileza de este personaje llega a tal grado, que incluso le corta la mano a su propio hijo, justo después de que le dice que es su padre. Imagínate que vas por un viaje cósmico en busca de defender tus ideales y convertirte en una clase de caballero intergaláctico, cuando de repente decides unirte a un grupo de rebeldes para enfrentar al mal y súbitamente te ves sin una mano, ya que tu propio padre decidió cortártela como si fuera una extraña clase de tradición familiar, pobre Luke.

Tenemos que admitir que la maldad que este personaje trasmite se ve aumentada en gran medida por el buen manejo visual que se le dio, el vestuario negro de pies a cabeza, así como la respiración cortante y desesperante que hace que el público sienta pavor al verlo por primera vez. Si combinas todo esto y además le añades la voz grave de James Earl Jones, obtienes como resultado un personaje con ese toque mítico que pocos pueden llegar a tener.


"¡Mi novia! ¡NOOOOO!"

Peter McCallister en Mi pobre angelito (1990)

¡Pero que hijo de puta! Peter McCallister (John Heard) puede ser considerado uno de los personajes más desalmados que han existido en la historia del cine... si lo analizamos desde cierta perspectiva. ¿Qué clase de persona es capaz de dejar sólo por tanto tiempo en pleno invierno a un niño de 8 años? Omitiendo por un momento el hecho de que es su padre ¡Es un niño de 8 años por Dios! Por más inteligente y capaz que sea, un niño a esa edad necesita ayuda, supervisión y protección.

Obviamente el personaje de Kevin fue diseñado para que superará todas estas adversidades, pero si la película Mi pobre angelito se hubiera basado más en un niño de 8 años real, digamos no se... yo a los 8 años, éste hubiera terminado orinando la cama todos los días por el intenso frío de Illinois, lamiendo los pedazos de comida que nunca se limpiaron del microondas con tal de sobrevivir y apestando por no bañarse nunca.

A este dichoso padre no le bastó con abandonar a su hijo una vez, si no que lo hizo en dos ocasiones, y en ambas no fue capaz de hacer algo por ir a buscarlo o rescatarlo de los problemas. Por lo menos su mamá, Kate McCallister, se preocupó por su hijo y constantemente estuvo buscando formas de contactarlo, en cambio Peter prefirió quedarse a ver películas.


"... y si lo hicimos no me importa"

Jack Torrance en The Shining(1980)

En esta adaptación de la novela de Stephen King The Shining, Jack Nicholson interpreta el personaje de Jack Torrance, un profesor retirado que desea aislarse por un tiempo para escribir un libro, por lo que aprovecha una oferta de trabajo que consiste en cuidar durante el invierno las instalaciones de un hotel localizado en lo alto de una montaña. Debido a las dificultades climatológicas, el Hotel queda prácticamente incomunicado por varias vías, convirtiéndose en casi una prisión.

Jack es el padre de un pequeño de 8 años llamado Danny, este cuenta con poderes de comunicación misteriosos, los cuales empiezan a manifestarse con mayor frecuencia al llegar al hotel. Al transcurrir la historia, Jack no logra articular nada para su libro, por lo que cae en la desesperación y empieza a tener una clase de alucinaciones, las cuales le piden que mate a su familia.

Es así que empieza un infierno para la esposa y el hijo de Jack, quienes se ven perseguidos por él en busca de su muerte. El papel de Jack como padre es tan malo, que su hijo se preocupa más por su papá que por el hecho de que está viviendo un hotel lleno de fantasmas y elevadores con sangre. Esto lo convierte en uno de los padres más terroríficos de esta lista.


"Confía en tu papi"

Wayne Szalinski en Querida, Encogí A Los Niños (1989)

Debo admitir que desde niño generé una muy particular repulsión hacia este personaje, aún no se qué es exactamente lo que me hace odiarlo, quizás es la voz que le dio Humberto Vélez, sus chistes malos o su cara de idiota, sólo se que desde la primera vez que ví Querida, Encogí A Los Niños, considere a Wayne Szalinski como un muy mal padre.

Szalinski (Rick Moranis) es un ciéntifico que se las arregló para poder tener vida, casarse y procrear hijos, todo para después descuidarlos y casi abandonarlos por sus inventos. Entre sus trabajos, se encuentra el desarrollo de una máquina que permite encoger el tamaño de las cosas, ésta es activada accidentalmente por una pelota que ingresa al cuarto, gracias a que el vecino rompe la ventana al estar jugando béisbol. Después de esto, tanto los hijos de los vecinos como los hijos Szalinski suben al ático, los primero dos en busca de la pelota y los otros en busca de los primeros, y es así como todos terminan encogidos.

Desde el principio de la película podemos observar que los hijos tienen problemas con su papá, su hija Amy (Amy O'Neill) no tiene un buen concepto de él e incluso cuando éste se pelea con su mamá ella siempre toma el lado de ella, por otra parte, su hijo Nic (Robert Oliveri ) quiere ser un científico como él, pero cuando va a presentarle uno de sus trabajos, Wayne lo ignora y sólo le dice que mejor se vaya con su hermana.

Una vez que los niños están encogidos, el personaje del papá no sólo se vuelve inútil sino que además se torna peligroso, primero casi pisa a los niños, después destruye la máquina y las piezas casi los aplastan, los barre y termina tirándolos a la basura. Es a partir de ahi que los niños tienen que pasar una odisea para poder sobrevivir.

En pocas palabras, el papá es un completo inepto que no le pone atención a sus hijos, y aunque esto se arregla después con cursilerías de Disney, no deja de sorprender el hecho de que tuvo que encoger a sus niños para darse cuenta de muchas cosas.


Suerte con eso niño

Milo en A Serbian Film (2010)

Si tienes a un ex actor porno como padre de un niño que esta entrando a su etapa de experimentación sexual, la lógica enferma nos indica que el resultado de esta relación puede ser catastrófico. Sin embargo, lo que A Serbian Film nos deja al final, nadie lo puede prever.

La película nos cuenta la historia de Milo (Srdjan Todorovic), un legendario actor porno, el cual toma la decisión de alejarse totalmente de la industria y retirarse a vivir tranquilamente al lado de su bonita esposa Marija y su tierno retoño Petar. Al paso del tiempo la familia se ve envuelta en problemas económicos, por lo que Milo empieza a considerar aceptar ofertas de nuevas películas pornográficas para salir del apuro, es así como establece un relación con un director de cine pornográfico de corte artístico.

Después de una serie de eventos, Milo empieza a sospechar que detrás del proyecto hay algo raro, por lo que una vez iniciadas las filmaciones decide renunciar. Es ahí donde empieza lo bueno, el thriller da un giro total y todo se convierte en una montaña rusa de emociones.

No pienso arruinarles la película contándoles toda la trama, ya que la experiencia de verla es algo que debes percibir y juzgar en base a tus propios estándares y prejuicios. La intensidad que en ella se percibe es algo que no se puede explicar muy bien, aparte de que yo no podré darte ese dolor de estómago tan peculiar que te queda al terminar de verla.

Si me pides un consejo, te diría que no la vieras, pero como sé que terminarás haciéndolo de todas maneras, entonces trata de que sea solo. No intentes verla ni siquiera al lado de tu pareja, mucho menos con tus papás, este desasosiego sólo te debe afectar a ti, créeme que pasarán unos cuántos minutos antes de que quieras tener interacción social con alguien más.


¡Viva la familia!



4 comentarios:

  1. Otra de las películas dignas de mencionar es El Castillo de la Pureza (1973), una película mexicana basada en hechos reales que cuenta la historia de un padre que mantiene a su familia viviendo dentro de su casa sin la posibilidad de salir, todo por la idea de que el mundo exterior esta carente de valores. Uno de los filmes mexicanos más underrated y que de verdad vale la pena ver, esa o su versión griega, Dogtooth (2009).

    ResponderEliminar
  2. Willem Dafoe en Spiderman siendo Norman Osborn.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó esta lista, de verdad que son pésimos papás jaja y la verdad todas son películas entretenidas, mi favorita es El Resplandor, la vi en hbo online hace poco y me parece perturbadora, ese papás sí que no se le desearía a nadie, me encanta cuando va persiguiendo a Wendy pos la escalera, es aterrador.

    ResponderEliminar
  4. A serbian film, es una muy buena película, perturbadora para estómagos fuertes, definitivamente. La vi antes de dormir, y tuve que ver otra cosa para conciliar el sueño... sin embargo es buena. No creo que haya sido un mal padre, ya que finalmente los protegió a toda costa... Concuerdo con Héctor, faltó Norman Osborn

    ResponderEliminar

Blog Directory & Business Pages - OnToplist.com
Paperblog