martes, 2 de julio de 2013

World War Z (2013)

Uno de los problemas de darle tanta publicidad a una película, es que es muy fácil generar muchísima expectativa y después de verla, tal vez mucha gente salga decepcionada del cine.



No voy a hacer la comparación con el libro en el que está ligeramente basado, porque no lo he leído, así de fácil. Sé que tiene muchísimas diferencias pero mi review no va por ese lado. Vamos a verla como una nueva película de zombies y ya. Spoilers, spoilers, spoilers.

World War Z nos lleva directo a la acción en Philadelphia, donde Gerry Lane (Brad Pitt) y su familia se encuentran en medio de un ataque a la ciudad, aparentemente por una ola masiva de gente con rabia. Justo cuando están tratando de huir, Gerry se da cuenta de que, cuando alguien es mordido por un rabioso, tarda solo 12 segundos para convertirse en uno de ellos.



Cuando se alejan del peligro, Gerry, quien trabajaba como investigador en la ONU, recibe una llamada de su antiguo jefe diciéndole que lo aguante un rato, que va a mandar un helicóptero por él para ponerlo a salvo. Mientras esperan, van a un supermercado a conseguir comida y medicinas para su hija asmática, después se refugian con una familia mexicana (o eso suponemos) en el edificio donde los van a recoger. Gerry les ofrece la opción de abandonar el edificio porque "movimiento es vida" y si se quedan ahí, es probable que mueran. Obviamente los mexicanos incrédulos se quedan y mueren, excepto el hijo que es más listo y se va con él.

Ya instalados en el portaaviones (o lo que sea), el jefecito le presenta a su equipo de profesionales en... cosas, entre ellos al virólogo de Harvard, un chamaco al que van a mandar a Corea, donde se cree que se originó la infección, para tratar de encontrar una cura. Lo que Gerry no sabía, es que no fueron por él porque fuera compa, sino porque lo iban a mandar a él también, y cuando este se niega, amenazan con mandarlo junto con su familia de vuelta a la ciudad. Con tantas opciones, Gerry decide que siempre sí va a Corea y al primer paso fuera del avión, el virólogo, única esperanza para encontrar una cura, se resbala y se dispara en la cabeza, clásico. Lo que deja el destino de todos en manos de Brad Pitt, el único protagonista que necesita la película.



En Corea, le cuentan que llegó una persona enferma, pero que la infección no comenzó ahí, que la princesa está en otro castillo y que debería ir a Jerusalem a hablar con Jurgen Warmbrunn, quien casualmente, construyó un muro alrededor de Israel semanas antes de que la plaga iniciara. Al llegar ahí, Warmbrunn le dice que tiempo atrás, interceptó una llamada de la India que incluía la palabra "Zombie" (y aquí es la primera vez que se menciona), y por eso decidió cerrar la ciudad, pero permitiendo que la gente de fuera se refugiara ahí. Y justo a un lado de la barda, un puño de palestinos que estaban rezando, toman un microfono y se ponen a cantar, obviamente vuelve locos a los ahora zombies, quienes comienzan a amontonarse y subirse unos sobre otros hasta que superan el muro y comienzan a atacar a todos, excepto a un joven enfermo que pasaba por ahí tranquilamente.

Mientras es escoltado al aeropuerto, una soldado es mordida en la mano y Gerry la corta sin pensarlo, evitando así que se convierta en un zombie mas. Se suben a un avión y mientras cura el muñón tiene una epifanía y se da cuenta que los zombies solo atacan a personas sanas y les importan un carajo los enfermos terminales. A final de cuentas, la solución a todos nuestros problemas, es enfermar a todo aquel que esté sano con enfermedades graves, pero curables. Hooray!



No estoy seguro si Cinépolis nos engañó y nos metió a una sala no digital, pero la cinta se veía muy oscura y luego a eso le sumamos los movimientos de cámara mareadores, que muchas veces no nos permitían ver qué estaba sucediendo, como el ataque en el edificio antes de ser rescatados. Vimos como Gerry le dispara a un zombie, pero no sabemos que la sangre cayó en su boca hasta después, cuando está a punto de tirarse del techo por temor a haberse contagiado.

La película tiene sus escenas y algunas partes interesantes. Me gustó eso de inyectarle enfermedades a todos, por mas cruel que sea. Me agradó también como a los zombies les valía madre el mundo y si tenian que lanzarse desde lo alto para morder a alguien, lo hacían. Además de que trabajaban muy bien en equipo, por así decirlo. Hay buenas secuencias de acción zombie, siendo mi parte favorita el inicio de la película. Entre las cosas malas, está el hecho de que la película es PG-13, ¡carajo!. Al ver una película de zombies, creo que muchos esperamos lo mismo, sangre, tripas y cochinadas, pero lamentablemente, no hay nada de eso, nos quitaron toda la diversión. Otra cosa que me sacó de onda un poco, fue la familia de Gerry. No se si esperaban darle un toque mas sentimental a la película, que nos preocuparamos o sintieramos empatía por ellos, pero no sucedió. Al final, ningún personaje además de Gerry, tiene importancia.



WWZ es una película de zombies un tanto diferente a lo que estás acostumbrado. En algunos momentos, la cinta se centra más en la investigación de la cura y en hacer ver bien a Brad Pitt, que en una temática zombie en sí, conviertiéndolo más en un drama que una cinta de horror. Como mencioné, tiene sus detalles buenos, entretiene, pero definitivamente no es la película que nos vendieron.



2 comentarios:

  1. Fili.. A ti todo te marea, así que no puedes generalizar en eso =p!
    A mi si me gusto, fuera de la idea vendida, la pelicula es buena.

    ResponderEliminar
  2. Aver idiota estrena un poco el cerebro aunque sea un poco según tú haces una crítica de una pelicula que si no fuera buena para empezar no ganaría tanto y en segunda deberías saber que un "Mexicano" no es incredulo ni tonto y lo más importante los "mexicanos" hablan español. No hablan portugués como los "Brasileños que salen en la pelicula -.-

    ResponderEliminar

Blog Directory & Business Pages - OnToplist.com
Paperblog