jueves, 9 de enero de 2014

The Secret Life of Walter Mitty (2013)

Ben Stiller es uno de esos actores que la etiqueta de comediante lo ha estigmatizado ante el público durante toda su carrera. Si bien esto le ha dado fama, también ha provocado que el resto de su trabajo no sea apropiadamente reconocido, incluyendo su labor como director. Stiller ha tomado esporádicamente este rol para elaborar películas de buena calidad como Reality Bites y Cable Guy, un par de cintas que siguen una fórmula no muy ligada al tipo de comedia que se suele manejar en los filmes que protagoniza como actor.

Ahora con "La Vida Secreta de Walter Mitty" la expectativa era alta, pues desde los primeros trailers pudimos apreciar cortos con escenas fenomenales, capaces de cautivar fácilmente la vista del espectador y de atraer la atención al grado de querer conocer, en ese preciso momento, más sobre la historia de este personaje.




Esta película es la segunda adaptación de un cuento escrito por James Thurber, publicado en 1939 en la revista The New Yorker. La primera adaptación fue realizada en el año de 1947, en aquella ocasión, la película nos presentaba la historia de un personaje que rompía con los estándares de la época y renunciaba a su vida monótona, dejando atrás un matrimonio pactado, una madre mandona y un trabajo que lo hacia infeliz, todo con el fin de seguir sus sueños. Debo admitir que no he visto la cinta original, pero escribo en base a lo que he leído, muchos comentan que la versión de Stiller es muy distinta, por lo que hubiera sido mejor simplemente cambiar el título y manejarla como una película nueva. Como yo no puedo hablar con autoridad sólo diré que en sí la esencia parece estar presente, quizás con la adaptación a los tiempos modernos se pudo perder algo y es por eso que causó la molestia de algunos.

La versión de 1947 se desarrolla en una época llena de optimismo posterior a la segunda guerra mundial, mientras que la actual lo hace en un mundo donde la tecnología influye de gran manera en nuestra vida cotidiana. Esto es claramente representado con la transición del papel al sitio web de una de las revistas más emblemáticas del siglo anterior, LIFE, que si bien tuvo varios altibajos a lo largo de su vida, su cierre final fue bien adecuado a la historia de la película.

Walter Mitty es un gris empleado de esta revista, su labor se centra en el departamento de negativos, lugar donde ha permanecido por mucho tiempo. Desde muy pequeño Walter tuvo que volverse responsable, después de la muerte de su padre cuando él apenas era un adolescente, tuvo que abandonar la mayoría de sus objetivos y diversiones, para enfocarse en trabajar y así poder mantener a su madre y hermana. A partir de ese momento, los sueños se conviritieron en su única vía de escape, durante éstos su mente estructura una serie de eventos y aventuras espectaculares, las cuales son el reflejo de lo que realmente quisiera vivir. En pocas palabras es un hombre promedio que representa a todo aquel soñador que esta cansado del ritmo que lleva su vida y que busca algo más.

Walter continúa evadiendo la realidad hasta que la vida misma le da una razón para dejar de hacerlo. Al llegar los nuevos jefes de la revista, éstos anuncian la pronta cancelación de la emisión impresa con el fin de dedicarse en su totalidad a mantener el nuevo sitio web, por su parte Walter recibe un paquete con una serie de rollos con fotografías de Sean O'Connell (Sean Penn), uno de los mejores fotógrafos de la revista. Entre estos rollos debería estar la fotografía que enmarcaría la última portada de la revista, sin embargo esta no se encuentra, por lo que Walter se ve inmiscuido en un problema.

A partir de ese momento el tipo gris cuyo trabajo peligra por recortes de personal, deja atrás la timidez y se decide a hablar con su compañera de trabajo Cheryl Melhoff (Kristen Wiig) quien lo motiva a seguir las pistas para encontrar la foto, lo que da paso a que la verdadera aventura comience.



"La Increíble Vida de Walter Mitty" (Título que se le dio en México) es una película sencilla, fácil de digerir, con una fotografía impecable, acompañada por un soundtrack y score muy bueno, lo que produce una relación audio-imagen de gran calidad. La evolución del personaje principal a través de la historia nos deja un mensaje muy claro, los sueños son lindos y te permiten recrear a la mente, pero de poco sirve fantasear si no ponemos lo necesario para hacer de estos sueños realidad.

Con esto no estoy diciendo que todo sea miel sobre hojuelas, la película tiene sus momentos malos, hace uso de mucha publicidad a lo largo de la historia (Los dueños de eHarmony deben estar bailando de felicidad en estos momentos), algunos personajes no dan el ancho o no se comportan a la par del resto de la película, siento que el personaje de Ted Hendricks (El gerente de transición con la barba chistosa) pudo ser mejor interpretado, no terminó por convencerme su actitud de malo maloso. Además de esto, la película puede abusar de lo cursi por momentos, pasando de lo lindo a lo tonto y cayendo en el cliché en algunas escenas, pero al final sigue siendo soportable y el resto de la historia hace que seamos tolerantes ante estos casos aislados.

No se si influye en mi el ambiente que dejó las fiestas decembrinas, el brío que trae el inicio de un año nuevo, la crisis existencial que tengo en puerta o el hecho de que tenía un buen rato sin ver algo bueno en el cine, pero me atrevo a decir que ésta ha sido una de las mejores películas que nos dejó el año 2013.



1 comentario:

  1. Esta es una clara muestra de como la edicion, musica y fotografia (que aqui son excelentes) te cuentan la historia mejor que los actores y salvan la pelicula, por eso aunque sea tan absurda igual te deja un buen sabor de boca, o sea, te conduce precisamente a ese estado de animo que mensionas donde claramente puedes ver como tus sueños se cristalizan y la realidad supera la ficcion (jaja muy paradojico). La pelicula cumple con su cometido y si, lo hace de una forma muy comercial, no solo por el uso de marcas sino por todo el concepto que maneja. No puedo pasar por alto que ningun fotografo en sano juicio corta un negativo de 35 mm simplemente porque no se puede poner en el riel de la impresora, ademas de lo obvio que es desde el inicio el lugar donde esta el dichoso negativo. La pelicula me gusto mucho y la recomiendo.

    ResponderEliminar

Blog Directory & Business Pages - OnToplist.com
Paperblog